Las grúas hidráulicas presentan varias ventajas que las hacen sobresalir de entre las de otros tipos, como las eléctricas, sobre todo en torno a la potencia, peso y seguridad.

Algunas de las ventajas de las grúas hidráulicas son las siguientes:

  • Nunca tendrás que lidiar con que la grúa ya no tenga batería cargada y deje tu obra a la mitad del trabajo del día. Las grúas hidráulicas tienen un sistema de funcionamiento que las mantiene siempre listas para su utilización.
  • No se calientan tras varias horas de uso, por lo que no habrá necesidad de dejar “descasar” el equipo para continuar con las labores.  
  • Aunque, obviamente, las grúas deben ser lo suficientemente fuertes y pesadas para soportar todo el peso que se les cargue, es importante también que sean los suficientemente livianas para que su operación no resulta muy complicada. Ese es el caso de las grúas hidráulicas, gracias al equilibrio en peso de su estructura, las maniobras son simples de hacer.
  • Las grúas hidráulicas nunca se estancan, es decir, sin importar las horas de uso o el peso que estén moviendo, siempre tienen la misma fuerza de tiro.

Si estás interesado en rentar grúas hidráulicas, en Grúas GET contamos con estos equipos con la garantía de que están en perfectas condiciones para su operación. Contáctanos aquí para obtener más información.